tasacion-parque-informático-perito-informático-Sevilla

Nuestro perito informático en Sevilla puede ayudarle con la valoración o tasación del parque informático de su empresa. La tasación tecnológica es muy importante, ya que ayuda a tener un valor de los activos informáticos.

Debe ser realizada por un perito experto con experiencia contrastada. Nuestros peritos informáticos están legalmente capacitados. El perito informático se encargará de realizar una valoración económica. Con tareas como:

  • Valoración de la inversión para un proyecto
  • Estimación del trabajo y esfuerzo de construcción de software
  • Precio de las licencias de software
  • Tasación de los equipos informáticos
  • Estimación de bienes tecnológicos: dispositivos móviles, ordenadores, servidores etc…
  • Tasación tecnológica para presentar subvenciones
  • Evaluación de páginas web
  • Valoración de proyectos tecnológicos

Existen muchos casos en los que la valoración tecnológica es fundamental ya que hay que aportarla para la creación de sociedades o en procesos concursales, subastas entre otras.

La tasación y valoración del parque informático debe ser realizada por el perito in situ. Nos desplazamos hasta la empresa para hacer un estudio concienzudo y real de la situación. Posteriormente, realizaremos un informe con todos los datos obtenidos en la valoración.

En el informe se detalla todo el proceso, costes, timeline, equipos justificados, instalaciones anexas, I+D+I, implantación, formación y postventa.

Nos hemos encontrado con casos en la que esta valoración del parque tecnológico ha sido fundamental en un concurso de acreedores y subastas, haciendo que nuestros clientes se vean beneficiados por la correcta valoración de los bienes. Contar con personal cualificado puede ser la diferencia, en González Pérez contamos con peritos informáticos en Sevilla, con capacitación y experiencia.

Igualmente, nuestro asesor en Sevilla puede ayudarle a redactar el proyecto de constitución de su nueva empresa. Sabemos que los tramites son tediosos y un mínimo error puede dejarle sin una subvención, tan importante en los comienzos de la actividad.