quebrantamiento orden de alejamiento

El delito de quebrantamiento de orden de alejamiento

El delito de quebrantamiento de orden de alejamiento, está en aumento hoy en día. De esto son buenos conocedores nuestros abogados penalistas en Sevilla y Jaén. Y ello es debido al enorme incremento de los delitos relacionados con los casos de violencia de género.

El aumento de los delitos de violencia de género, y su incremento desmesurado, ha hecho que se multipliquen la imposición de medidas de alejamiento en toda España, a los investigados o condenados por violencia de género.

En el artículo anterior, explicábamos en qué consistía la orden de alejamiento, vamos a explicar brevemente, cómo se produce su quebrantamiento.

La orden de alejamiento y quebrantamiento de condena

Como comentamos en nuestro artículo anterior sobre la orden de alejamiento, esta consiste en una pena o medida cautelar o provisional, mediante la cual se impone la prohibición de aproximarse o comunicarse con la víctima de un delito.

Esta prohibición de acercamiento a la víctima, se prohíbe, con carácter general, con independencia del lugar donde se encuentre. Bien sea su vivienda habitual, lugar de trabajo, o cualquier otro sitio frecuentado. Se impone una distancia determinada, que dependerá de las específicas circunstancias que rodeen los hechos. Así como de la gravedad de la situación, valoración del riesgo, etc.

Cada día además, en la práctica, que al investigado o condenado, le sea prohibida la entrada en una localidad en concreto, si se trata por ejemplo, de poblaciones pequeñas, siendo como se suele decir, “desterrado” de su localidad, viene siendo muy habitual.

Pero esta orden de alejamiento, conlleva no solo la prohibición del acercamiento físico. Sino y muy importante aquí hacer hincapié, la comunicación por cualquier medio ( teléfono, mensajes, redes sociales, cartas…) ya sea de un modo directo o indirecto.

El quebrantamiento de la orden de alejamiento

Es muy importante saber cuándo se considera que la orden de alejamiento ha sido quebrantada, y por ende, cuando se comete un delito en este sentido.

Se considera que existe quebrantamiento cuando, por cualquier manera, no se respeta la medida impuesta judicialmente.

No importa la forma en que ha existido ese acercamiento con la víctima. Aquí lo importante es que el investigado o condenado, tenía una prohibición impuesta y la ha incumplido. Con independencia, y sin importar, los motivos que tuviese para ello.

Un simple mensaje, una llamada perdida al teléfono móvil, o un seguimiento por la calle, puede dar lugar a la condena por delito de quebrantamiento. En cuanto a las llamadas perdidas, y mensajes al teléfono de la víctima, nuestros peritos informáticos, están más que acostumbrados a realizar periciales informáticas, para aportar a los juicios como prueba en los casos de órdenes de alejamiento y quebrantamiento de las mismas. Y ello, porque en la mayoría de los casos, está siendo la manera más utilizada, por aquellos que quebrantan las medidas impuestas.

Otra de las circunstancias que se encuentran nuestros abogados penalistas en Sevilla y Jaén, es la circunstancia cada vez más habitual, de que la propia víctima presta su consentimiento a ese acercamiento de la persona. Pero deben tener conocimiento que este hecho JAMÁS se considera causa de exoneración de responsabilidad penal. Y esto es debido, a que el investigado o condenado, era conocedor de dicha prohibición.

Penas por quebrantamiento de orden de alejamiento

El artículo 468 del Código Penal establece que si incumples la medida de protección impuesta estando en prisión o con la condena suspendida. Además de ser revocada la condena, en caso de estar en periodo de suspensión, te enfrentas a un aumento de la pena de cárcel de seis meses a 1 año.  Si por el contrario no has sido condenado a prisión e incumples la orden de alejamiento te enfrentas a una multa de doce a veinticuatro meses.

Pero, si te han detenido o te encuentras en busca y captura por un delito de incumplimiento de orden de alejamiento y la persona contra la que se te ha impuesto la orden es una de las establecidas en el artículo 173.2 del Código Penal te enfrentas a la pena de seis meses a 1 año de cárcel.

Sin perjuicio, todo esto,  de los posibles acuerdos a los que se puedan llegar, según el caso concreto. Ya que el hecho de que la condena a la que te enfrentas pueda ser menor, dependerá del asesoramiento legal que tengas.

Por ello es recomendable siempre buscar a un abogado penalista experto. Contamos con expertos abogados penalistas en Sevilla y Jaén, con una larguísima trayectoria profesional. No dudes en contactar con nosotros en el número de teléfono 904 309 296. Estaremos encantados de atenderle.