espionaje industrial-robo de datos

¿Qué es el espionaje industrial?

Nos llegan muchas consultas para nuestro abogado experto en espionaje industrial en Sevilla sobre casos en los que la empresa ha sido victima de un robo de información. Generalmente estos casos requieren del trabajo de un perito informático que certifique todos los medios tecnológicos de la empresa.

Podemos definir el espionaje industrial como la obtención, normalmente de manera ilegal, de información de una empresa o un producto. Lo que llamamos competencia desleal.

El artículo 13 de la Ley de Competencia Desleal dice: “(..)Se considera desleal la divulgación o explotación de estos secretos sin autorización de su titular tanto por parte de una empresa o individuo ajeno que los haya obtenido a través del espionaje, como por aquél que haya tenido acceso legítimamente a ellos pero con deber de reserva.”

Normalmente la información de la empresa y sus clientes es lo que más se demanda por la competencia. Y el recurso más usual para obtener esta información es a través de trabajadores o ex-trabajadores de la empresa. 

Caso de robo de información en Sevilla

Nuestro abogado especialista en derecho tecnológico en Sevilla, fue solicitado por una empresa que había sufrido un robo de información. Sospechaba que se trataba de una trabajador. Fue necesario realizar una peritación de los equipos de trabajo por parte de nuestro perito informático en Sevilla.

Tras un exhaustivo examen, nuestro perito informático descubrió que se habían descargado una cantidad de datos importantes en un pendrive. Dicho datos eran principalmente información de clientes y las promociones y tarifas que la empresa aplicaba. Se certificó el horario en que se realizaron estas descargas, la IP del ordenador desde el cual se hicieron y el historial de navegación de todos los equipos de la empresa. De esta forma, se pudo localizar al trabajador responsable del robo de la información.

En este caso, llegamos tarde y sólo pudimos  identificar a la persona que había realizado el robo de información. Pero el daño ya estaba hecho, y aunque el trabajador fue despedido, nuestro abogado laboralista no pudo demostrar que esta información había llegado a la competencia.

Para evitar que este tipo de cosas sucedan es necesario llevar a cabo una auditoría informática, que ayude a detectar estas posibles fugas de información antes de que se produzcan. Igualmente, nuestra asesoría en Sevilla ofrece un plan de monitorización de equipos para controlar todos estos movimientos y poder evitar daños mayores.

Podemos ayudarle a prevenir que estos problemas sucedan. No dude en consultar a nuestros asesores expertos en derecho tecnológico en Sevilla.