Cualquier usuario de internet debe saber que leer un correo de otra persona sin su permiso, hacerse pasar por quien no es para perjudicar a un tercero, calumniar o insultar públicamente, publicar  en la red fotografías o vídeos de alguien sin su consentimiento, amenazar o intimidar, así como entrar en ordenadores o sistemas ajenos, no es sólo un mal uso de la red sino, lo que es más grave, se trata de un uso ilegal.

Lamentablemente, estas conductas entre adolescentes y también en adultos, son más habituales de lo que pensamos. Y se amparan en la creencia errónea de que en internet no hay normas. Ante esto tenemos que transmitir dos mensajes muy claros:

  1. Internet es un espacio regulado por la ley
  2. En Internet no existe el anonimato absoluto

 Según los datos recientes las infracciones más frecuentes en Internet son de dos tipos: contra las personas y contra el patrimonio. Las describimos brevemente:

INFRACCIONES CONTRA LAS PERSONAS

Amenazas  Consisten en advertir a otra persona que se causará un daño a ella o a alguien de su entorno (art. 169, libro II, Código penal)

Agravantes:

  • Amenazar por escrito, por teléfono o por cualquier otro medio de comunicación, como internet
  • Utilizar para amenazar un instrumento que “facilita la impunidad del delincuente” como es internet
  • Amenazar con dar publicidad a un asunto, esto es, de forma que terceras personas puedan conocer la naturaleza de la intimidación
  • Amenazar con revelar o difundir hechos de la vida privada o relaciones de una persona (aunque no sea famosa ni conocida) en casos en los que, de cumplirse lo amenazado, la fama, el crédito o los intereses personales de la víctima se ven afectados. La pena se sitúa entre dos y cuatro años de cárcel.
  • Amenazar con cometer un delito (pena de prisión de seis meses a dos años), más aun si se exige algo a cambio para no cometerlo y se logra esa exigencia (prisión de uno a cinco años)

Casos particulares:

  • Coacción: amenaza que persigue, con violencia, impedir que una persona haga algo lícito, o bien obligar a hacer algo que no quiere, sea o no lícito.
  • Chantaje: amenaza con condición, se exige algo a cambio para que no se cumpla.

Calumnias e injurias:

Calumnias: Asegurar que alguien ha actuado al margen de la ley a sabiendas de que nunca ha cometido ningún delito (art. 205, libro II, Código Penal)

Sanción básica recogida en el código penal: Multa económica de seis a doce meses e indemnización por daños y perjuicios. Para la multa se determina una cantidad económica por día y un número de días en los que se aplica.

Injurias: Acciones o expresiones- humillaciones, insultos u ofensas- de carácter grave que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estima (art. 205, libro II, Código Penal)

Sanción Básica recogida en el Código Penal: Multa económica de tres a siete meses (se establece una cantidad económica por día y una número de días en los que hay que pagarla)

Agravantes:

  • Publicidad, es decir, dar a conocer o hacer posible que otras personas conozcan la calumnia o la injuria, por ejemplo haciéndolas visibles en internet. El endurecimiento de la sanción es el siguiente:
    • Por calumnias: Prisión de 6 a 2 años o multa de 12 a 24 meses ( se establece un pago por día y un número total de días de multa)
    • Por injuria: de 6 a 14 meses de multa económica ( se establece del mismo modo)
  • La realización a cambio de precio, recompensa o promesa
  • La existencia de trato degradante que afecte de forma grave la integridad moral

Delitos contra la intimidad: Los datos personales están protegidos por la constitución (art. 18,4), de forma que no pueden ser utilizados si no es con el consentimiento informado de su titular y para unos fines concretos. La Ley prohíbe acceder, apoderarse, utilizar, modificar y alterar los datos personales de alguien perjudicándole. La sanción es de prisión de uno a cuatro años y multa económica de doce a veinticuatro meses. Difundir, revelar o ceder a terceros esos datos (por ejemplo, publicándolos en internet) supone una pena de prisión de dos a cinco años.

La imagen es el dato personal más completo, su uso precisa del consentimiento del titular. Una Webcam en la habitación, un blog contando nuestro día a día, una conversación en un grupo de chat…aunque es una información abierta al público, no puede ser utilizada por quien quiera ni como quiera.

El secreto de las comunicaciones es un derecho fundamental de las personas; no respetarlo acarrea graves consecuencias. Correo electrónico, mensajería instantánea, conversaciones mediante SMS, WhatsApp, Chat son formas de comunicarse y, en caso de hacerse de manera privada como sucede salvo en foros o sistemas abiertos, están protegidas por la Ley. En estas comunicaciones hay que tener en cuenta como se ha accedido a la comunicación y que uso se ha hecho de su contenido.

La Ley establece de forma general que quien “para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apodera de sus papeles, cartas, mensajes de mail o cualquiera otros documentos o efectos personales, o intercepte sus telecomunicaciones, o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación, será castigado con las penas de prisión de una a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses”

Cuando se trata de menores la Ley es más severa y añade especial protección prohibiendo “la difusión de información o la utilización de imágenes o nombre en los medios de comunicación” cuando ello “pueda implicar menoscabo de su honra o reputación, o que sea contraria a sus intereses”. Esto incluso si consta el consentimiento del menor o de sus representantes legales” la difusión de imágenes de un menor en internet puede significar una grave infracción legal.

Apología del terrorismo: Consiste en expresar apoyo o solidaridad, de alguna manera, con bandas armadas, organizaciones o grupos terroristas, así como comentar acciones que entrañen descredito, menosprecio o humillación de las víctimas del terrorismo o sus familiares.

  • Sanción básica recogida en el Código Penal: Prisión de uno a dos años
  • Agravante: Incitar a la discriminación, al odio o a la violencia, por motivos “racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, su orientación sexual, enfermedad o minusvalía” será castigado con pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses. Los motivos xenófobos actúan como agravante de la pena para cualquier delito.

Delitos contra la libertad sexual: En internet, el delito se comete habitualmente en forma de acoso aunque también es posible que se dé el exhibicionismo y la provocación sexual. El acoso sexual consiste en solicitar favores relacionados con el sexo, provocando en la victima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante.

Menores y pornografía. Está tipificada como delito la elaboración de pornografía o realización de espectáculos exhibicionistas o pornográficos, públicos o privado, con menores de edad o personas discapacitadas, así como la mera posesión, venta, distribución, la exhibición o la colaboración en la producción, venta, difusión o exhibición de pornografía infantil.

  • Sanción básica recogida en el Código penal: Pena de prisión de uno a cuatro años
  • Agravante: Utilizar niños menores de trece años, mostrar escenas de carácter degradante o vejatorio, representar a niños o a personas con discapacidad sufriendo violencia física o sexual y ser ascendente, tutor, cuidador, guardador, maestro o cualquier otra pers
  • ona encargada, de hecho o de derecho, del menor o discapacitado (pena de prisión de 4 a 8 años)

Grooming: Desde diciembre de 2010 ha entrado en vigor, en España, la regularización del grooming o comunicación con menores de 13 años por medios telemáticos (internet o móvil) con propósito sexual, que es delito si finalmente el acosador se cita con el menor (art. 183 bis del Código Penal)

 INFRACCIONES CONTRA EL PATRIMONIO

Hurto/robo electrónico y estafa informática: El hurto es utilizar un bien ajeno sin el consentimiento del dueño. El robo es la sustracción con fuerza, en internet sería, por ejemplo, utilizar sin consentimiento de su dueño una tarjeta de crédito.

  • Sanción básica recogida en el Código Penal: Prisión de uno a tres años

Estafa: causar perjuicio económico o patrimonial a un tercero mediante engaños. En internet sería una manipulación informática para obtener información que permita sustraer documentos o dinero.

  • Sanción básica recogida en el Código Penal: Prisión de seis meses a tres años

Craker: La ley prohíbe destruir, alterar, inutilizar o, de cualquier otro modo, dañar los datos, programas o documentos electrónicos ajenos contenidos en redes, soporte o sistemas informáticos. En estos casos hay que tener en cuenta, además, que el castigo por los daños informáticos se va a sumar al castigo por los daños causados por el delincuente, cuando logre su objetivo final.

  • Sanción básica recogida en el Código Penal: Prisión de uno a tres años y multa económica de doce a veinticuatro meses

La ley castiga asimismo la fabricación o tenencia de útiles, materiales, instrumentos, sustancias, máquinas, programas de ordenador o aparatos destinados a cometer delitos y, más específicamente, los destinados a la falsificación de documentos oficiales o privados con ánimo de engaño.

Delitos contra la propiedad intelectual: La ley castiga a quien, con ánimo de lucro o comercial y en perjuicio  de terceros, “reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística, fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de  cualquier medio, son la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios”. También sanciona a “quien fabrique, importe, ponga en circulación o tenga” cualquier medio destinado a facilitar la supresión no autorizada o la neutralización de cualquier dispositivo técnico que se haya utilizado para proteger programas de ordenador u otras obras, interpretaciones o ejecuciones.

  • Sanción básica recogida en el Código Penal: Pena de prisión de seis meses a dos años y multa económica de doce a veinticuatro meses (se establece pago por día y un total de días de pago)

Delitos contra la propiedad industrial (art. 270 del Código Penal): La Ley castiga a quienes fabriquen, importen, posean, utilicen, reproduzcan, imiten, modifiquen, ofrezcan o introduzcan en el comercio, o en definitiva utilicen de cualquier otro modo, con fines industriales o comerciales y sin consentimiento del titular objetos protegidos por un registro oficial, es decir por una patente, una marca o un modelo de utilidad.

  • Sanción básica recogida en el Código Penal: Pena de prisión de seis meses a dos años y multa económica de doce a veinticuatro meses (se establece un pago por día y un total de días de pago)