¿A qué obliga este registro?

La nueva norma establece que todas las empresas que cuenten con empleados, sea del tamaño que sea. Tienen que  garantizar el registro diario de la jornada de trabajo de sus trabajadores. Se debe incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada realizada por cada persona trabajadora.

El sistema de registro se remite a lo que se pacte en convenio colectivo o en acuerdo colectivo de Empresa. Si no existen esos pactos, a lo que decida el empleador siempre consultando con el representante legal de los trabajadores.

La norma requiere que la empresa conserve los datos consignados en los registros durante cuatro años, permaneciendo a disposición de los trabajadores, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Siendo obligatorio informar cada mes de las  horas realizadas al trabajador y representante legal.

Se tipifica como infracción grave el incumplimiento en materia de registro de jornada, con multas que oscilan entre los 626 y los 6.250 euros, según la calificación de su grado infractor, mínimo medio o máximo.

¿Qué ocurre con opciones como el teletrabajo, medias jornadas o trabajadores deslocalizados como transportistas o comerciales?

Pese a que la ley contempla cierta flexibilidad para colectivos que, dada la naturaleza de su trabajo, puedan presentar dificultades para llevar a cabo el registro, no los exime del cumplimiento. La empresa debe encontrarse en todo momento en circunstancias de presentar las horas trabajadas por cada empleado cumpliendo las que dicte su contrato.

¿Cuándo entra en vigor?

La obligación será exigible dentro de 2 meses desde la entrada en vigor de la norma, esto es, a partir del 12 de mayo de 2019.

Si eres empresa y tienes dudas al respecto, en González Pérez y asociados podemos ayudarte. No dudes en contactar con nosotros.