¿A quién llamamos generación z? Es la generación formada por el grupo demográfico nacido entre 1995 y 2010, época de sobre exposición a la información y de un auge digital. Hoy, los “centennials”  representan aproximadamente el 26% de la población mundial.

Según la psicóloga clínica María Eugenia Reatiga Hernándes, “uno de los principales desafíos de deben superar los centennials es la dependencia insana y adictiva que puede surgir como consecuencia de las relaciones que establecen los jóvenes con los dispositivos tecnológicos”. En un futuro cercano estos niños conocerán más gente vía Internet que en forma presencial, con sus desventajas correspondientes, ya que la seguridad al conocer a una persona por la red es muy relativa y pueden encontrarse con situaciones peligrosas.

El EU Kids Online II, estudio sobre el uso que hacen de Internet los niños europeos de veinticinco países. Aporta los siguientes datos sobre los niños y adolescentes españoles:

Sólo el 72% de los padres españoles utiliza Internet de forma habitual frente al 86% de los niños de entre 11 y 14 que lo hace.

Únicamente un 43% de los padres españoles encuestados utiliza sistemas de filtrado o de bloqueo de contenidos.

 Un 35% de los menores que navegan tiene contactos con personas que no conoce.

Un 18% acude a encuentros con personas desconocidas.

Sin embargo, y según el mismo estudio, los padres de los niños entrevistados creen que sus hijos están seguros, que no ven imágenes sexuales en Internet ni reciben mensajes de tipo sexual. Por otra parte, los padres desconocen que sus hijos han sufrido ocasionalmente acoso o se han relacionado con desconocidos.  Lo que más preocupa a los padres es el riesgo de dependencia o uso abusivo (un 39,5% lo declara de forma espontánea), muy por delante del resto de situaciones: virus (13,4%), acoso sexual (9,9%), la interacción con desconocidos (9,2%), los timos y fraudes (8,7%) o el acceso a contenidos inadecuados (8,2%). Es muy importante que los padres conozcan los riesgos del uso inadecuado de internet para tomar medidas a tiempo.

Generación Z y riesgos del uso de internet

Entre los riesgos más importantes:

  • El ciberbullying o acoso escolar a través de Internet tiene su origen, en numerosas ocasiones, en las redes sociales y en los canales de comunicación. Esta forma de acoso puede manifestarse de formas muy diversas: con comentarios ofensivos en foros, mensajes amenazantes por e-mail, SMS o WhatsApp. Robo de contraseñas, aparición en las redes de imágenes comprometidas de la persona acosada, creación de perfiles falsos con los datos de la víctima, difusión de falsos rumores sobre el acosado, entre otras
  • La falta de protección ante desconocidos se produce porque en la red es muy sencillo que nos engañen usuarios que se hacen pasar por otras personas. El grooming o acoso sexual a través de Internet, se produce en la mayoría de casos de manera muy similar: el adulto entra en páginas frecuentadas por adolescentes haciéndose pasar por uno de ellos. Poco a poco, va ganándose la confianza de los menores hasta que comienza el chantaje la intimidación o las amenazas
  • La presencia de información abundante y de fácil acceso. En Internet es posible encontrar información y contenidos de todo tipo, algunos de ellos nocivos para un menor. Determinadas páginas Web, por ejemplo aquellas en las que aparecen escenas de violencia o pornografía, páginas de apuestas y/o sorteos, no son adecuadas para ellos. Actualmente los proveedores de Internet cuentan con servicios de control parental, llamados también sistemas de filtrado de contenidos. Los ordenadores que utilizan los menores deberían tener instalados estos controles sobre los contenidos a los que accede el menor.
  • Los riegos propios de la descarga de archivos. En primer lugar, existe la posibilidad de que el archivo descargado no coincida con el que estábamos buscando o está anunciado. Al abrirlo pueden aparecer imágenes que, a determinadas edades, pueden resultar perjudicial y muy desagradable (pornografía, violencia, etc.). Por otro lado, existe una gran polémica sobre la legalidad de las descargas. En España hasta el momento sólo se considera delito la descarga de archivos con fines públicos.

Lo que está claro es que las nuevas tecnologías han venido para quedarse y nos toca a los padres y educadores adaptarnos.

Podemos establecer cuatro normas básicas para proteger a la familia de los riesgos de Internet:

  • Hablar abiertamente de los riesgos y explicar en qué consiste el uso seguro y responsable.
  • Establecer reglas claras de utilización.
  • No proporcionar nunca datos personales.
  • Instalar y activar un software de protección